Cómo cuidar el cabello con grasa

Cómo cuidar el cabello con grasa


Hola mundo!! en el post de hoy, hablaremos de un tema que a muchos os preocupa. Cómo cuidar el cabello con grasa es una de las preguntas que muchos nos enviáis y, es por ello, que hemos decidido escribir este post.

El cuero cabelludo tiene unas glándulas sebáceas que producen grasa, cuyo cometido es proteger el cabello, pero que en ocasiones producen más cantidad de lo normal, dando como resultado un cabello graso que puede llevar a otros problemas.

En las raíces del cabello, se encuentran las glándulas sebáceas, que provocan la secreción de una sustancia grasa: la grasa capilar.

Dicha sustancia, protege a la fibra capilar, haciendo que esté suave, protegiéndola de la sequedad y ,por tanto, de la rotura. Pero en ocasiones, éstas glándulas producen más cantidad de grasa de lo normal, dando un aspecto apelmazado y restando brillo al cabello.

Es difícil convivir con un cabello con grasa, ya que este tipo de cabello da la impresión de un aspecto descuidado, cuando en realidad se trata de un proceso natural.

Además de dicho aspecto, un cabello graso, puede ocasionar otros problemas como pueden ser: picores, inflamación del cuero cabelludo, caspa (seborrea), e incluso puede ahogar a la raíz provocando la caída del cabello.

Vamos a nombrar las posibles causas, y a continuación, algunos de los remedios para contestar a la pregunta del principio. Cómo cuidar el cabello con grasa. 

Las causas de esa hiperactividad de las glándulas sebáceas puedes deberse a varios motivos, vamos a nombrar algunos:

  • Desequilibrio hormonal: las hormonas tienen un papel importantísimo (embarazo, pubertad, periodo hormonal,…) ya que, los niveles de hormonas pueden influir a la cantidad de grasa que produzcan nuestras glándulas sebáceas.
  • Estrés.
  • Malos hábitos alimenticios.
  • Hereditarias.

A continuación vamos a daros algunos remedios prácticos contra el cabello graso, que debéis llevar a cabo en vuestro día a día:

  • Deberás de lavar tu cabello a diario, para evitar ese cabello apelmazado, utilizando un champú adecuado
  • Lávate el pelo con agua tibia, ya que el agua muy caliente activa la generación de más grasa. Te recomendamos finalizar tu lavado con agua fría, te ayudará a activar la circulación y cierra los poros del cuero cabelludo.
  • A la hora de depositar el Champú, hazlo con cuidado, depositando sobre el cabello y no sobre el cuero cabelludo.
  • No uses cremas para facilitar el peinado, como acondicionadores o mascarillas. Utiliza productos que ayuden a esa generación de grasa.
  • Cuando estes lavando tu cabello, olvídate de frotar enérgicamente el cuero cabelludo, hazlo suavemente. Frotar con fuerza hará que se estimulen las glándulas sebáceas.
  • Cepilla el cabello suavemente, y no olvides mantener tus peines y cepillos limpios.
  • A la hora de secar tu cabello, tendrás que tener el mismo tacto si utilizas la toalla. Si te secas con secador, no calientes en exceso el cuero cabelludo. Mantén una distancia de, al menos, 5 cm entre el secador y tu pelo.
  • Por supuesto, no toques tu cabello con frecuencia. 
  • Importante llevar una dieta sana y equilibrada: come alimentos naturales. Las frutas, verduras y legumbres serán tu mejor aliado.
  • Consulta a tu estilista de confianza, qué tratamiento capilar comenzar para equilibrar tu cuero cabelludo, y disfrutar de un cabello sano. En Kepol, recomendamos, Nutricell

Esperamos que este post os sirva de ayuda. Si os ha parecido interesante siempre podéis dejarnos vuestro comentario o compartir en vuestra red social favorita.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.